Desmontando mitos: Liberalismo, impuestos y resistencia fiscal

Es curioso ver como muchas veces se identifica la evasión fiscal como un hecho puramente egoísta y descorazonado, como algo inmoral, cuando en mi opinión es más bien lo contrario. El primer encargado de promover la criminalización de la evasión fiscal o del fraude a hacienda es el estado y todo su aparato (políticos y altos funcionarios). El marco e instituciones que nos rodean son principalmente estadistas y es por eso que prácticamente el conjunto de la opinión pública está convencida de que evadir impuestos es algo malo porqué: “hacienda somos todos”. Pero a la hora de la verdad comprobamos como mucha gente afirma haber cobrado parte de su salario en dinero negro o como ha sido más listo que nadie cuando el mecánico no le ha hecho factura por la reparación y se ha ahorrado el IVA. Esta picaresca se contrasta claramente en la típicamente española actitud de “que me lo den todo echo, pero que pague otro” que se refleja en las encuestas publicadas la semana pasada. Queremos un estado soviético en economía, pero no pagar su coste.

El esfuerzo fiscal en España es especialmente alto, además de tener unos impuestos que subida tras subida no paran de quitar a la gente el fruto de su trabajo. Hay por suerte gente que dice que aunque hay que contribuir, la reforma fiscal llevada a cabo por Hollande (donde los que ganan más de un millón de euros deben pagar el 75% de sus ingresos) es una salvajada monumental. No estoy de acuerdo con la idea de que se obligue a la gente a contribuir,  pero es mejor que la gente que dice que se expropie a “los ricos” con el fin de garantizar una renta básica a todo el mundo, la típica propuesta del país de la pirueta.

Se considera a los liberales unos agarrados que no son capaces de ayudar a los demás ni darles una parte del dinero que ellos tienen, una visión completamente alejada de la realidad. La gente suele llenarse la boca con palabras como la generosidad cuando pagar impuestos no tiene nada de generoso. Pagar un impuesto significa para mi aceptar a las nuestras autoridades derrochadoras y manirrotas como nuestros legítimos amos y convertirse en un irresponsable respecto la parte del dinero que se nos ha obligado a dar. Cierto que lo hacemos bajo la coacción del monopolio de la violencia que posee el estado, pero creo que tenemos la obligación de buscar mejores gestores para es dinero, como por ejemplo nosotros mismos, y hacerlo a partir de la resistencia fiscal.

¿Es la resistencia fiscal una herramienta puramente liberal? Pues no, de hecho es la acción que todos deberíamos realizar en el momento en que el estado gasta una parte de nuestros impuestos en algo en que nosotros no queremos que invierta. ¿Podemos encontrar a alguien que este de acuerdo con todos los gastos e inversiones que realiza el estado? Absolutamente no. No hay ni un solo contribuyente que vea administrar la totalidad de sus impuestos tal y como él desea. Por poner algunos ejemplos: Los católicos no quieren que se practiquen abortos con dinero publico (serian responsables morales de ello), los pacifistas no quieren financiar al ejercito y mucho menos emprender una guerra, hay una cantidad importante de gente que no desea que se empleé dinero en salvar a las cajas de ahorros ni los conglomerados bancarios en los que se han convertido, a otros les gustaría usar fondos para proteger más a los bosques o potenciar más los servicios públicos, hay un buen grupo de científicos a los que les gustaría ver aumentados los fondos para I+D, no para investigar ellos, sino porque creen que la investigación es un pilar del desarrollo humano. Hay multitud de ejemplos y no voy a cansar a los lectores con muchos otros.

Pero además de que no se dedique el dinero a lo que queremos hay otros muchos inconvenientes que debemos tener en cuenta si realmente deseamos que el aparato de la burocracia estatal gestione nuestro dinero. Pongamos el supuesto de que alguien consigue que un gobierno use los impuestos exactamente como él desea, incluso en ese caso los gastos de gestión que genera el gobierno durante su gestión se podrían considerar pérdidas de parte de nuestros impuestos ya que hemos visto una y otra vez como el gasto de ciertas partidas del presupuesto va aumentando sin que ello se traduzca en un mejor servicio para los ciudadanos. A parte de esta serie de inconvenientes tenemos la abochornante corrupción y desvíos de fondos así como el abuso de los presupuestos por parte de un grupo importante de  gestores públicos, especialmente aquellos más ligados a la partitocracia. Si observamos el proceso entero veremos como la financiación a partir de impuestos hace que por cada euro que nosotros pagamos, una parte realmente importante se desvié a invertir en proyectos que no deseamos, pagar el abultado coste de administración y mantener a los ladrones protagonistas de ya demasiados casos de corrupción.

Llegados a este punto y viendo que realmente el enorme sistema burocrático estatal no es la mejor opción para administrar nuestro dinero. ¿Cuál es el argumento que defiende la opción de seguir pagando los impuestos? En mi opinión no hay ninguno que justifique tal pérdida de dinero, sobretodo teniendo en cuenta que tal y como se ha demostrado: A partir de donaciones a asociaciones voluntarias no-estatales, se puede desarrollar una estructura social apartada del estado que gestione mejor nuestro dinero. Y si sois de los que pensáis que con un gobierno diferente, uno que sea “bueno y responsable” de verdad las cosas podrían ser diferentes a como os he dicho, quiero que analicéis las estructuras y sinergias de poder que crea la propia administración por el solo hecho de funcionar, el importante aparato estatal ha desarrollado una forma de hacer las cosas que tan solo un político que la desmontase seria capaz de deshacerse de esas dinámicas tristemente convertidas en vicios.

La resistencia fiscal no es una herramienta solo para liberales individualistas, es la acción que todo contribuyente debería considerar cada vez que cualquier gobierno, sea del color que sea, emplee dinero de forma que a él no le gusta.

.

publicado en liberalspain.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s