La responsabilidad en un sistema irresponsable

Hace unos meses, puede que unos nueve, tuve la oportunidad de escuchar a Ada Colau, antes de que fuera conocida por sus reivindicaciones. El hecho es que su discurso estaba bastante más argumentado de lo que la mayoría de los lectores de este artículo piensan. Su discurso era más o menos el siguiente:

Las grandes instituciones de este país han engañado a los que ahora están siendo desahuciados…Los bancos, políticos y gobiernos de todo signo animaban al sobreendeudamiento y a la compra de viviendas…Se ha legislado incluso favoreciendo el crecimiento de esta burbuja…Es por eso que los desahuciados no son responsables de su hipoteca, porque han sido engañados por el sistema”

Es chocante saben, muchos de nosotros creemos que la mayoría de gente de estos movimientos, los cuales podríamos considerar como “populares”, no tienen una argumentación decente detrás de su discurso y escuchar a Colau en esa ocasión me hizo reflexionar. El argumento de la PAH se ve reforzado si añadimos un adecuado tratamiento de nuestro sistema financiero y monetario. No hay más que indagar un mínimo en las raíces que los fundamentan para darse cuenta que es principalmente un engaño, una gran estafa. Una serie de privilegios y regulaciones políticas hacen que el lobby bancario sea poderoso e en parte impune y que nuestro dinero no sea un dinero honrado, sino más bien un dinero fiduciario que se deprecia emisión tras emisión del Banco Central. Pero este artículo no es una denuncia de nuestro financiero, para más información pueden consultar una serie de artículos.[1]

No solo se ha impulsado la burbuja inmobiliaria vía legislación y actuación política, sino que además vivimos en un sistema que hincha el precio de ciertos activos en sus fases expansivas haciendo que algunos de ellos como los inmuebles parezcan más valorados por los consumidores de lo que son en realidad. Pero aún así creo que no hay excusa, del cumplimiento de las obligaciones responde el deudor con todos sus bienes, presentes y futuros. Si la configuración de un sistema económico-político engañoso fuera una excusa aceptable, o mejor dicho, una razón de peso para re-huir obligaciones, nadie en este país seria prácticamente responsable de nada.

Si el sistema ha sido capaz de engañar a los que firmaron una hipoteca o compraron una preferentes, sin que estos se dieran cuenta del error en el estaban incurriendo, también los empresarios que han tenido que cerrar su empresa por falta de previsión económica han sido engañados, y por tanto se les debe indemnizar hasta que recuperen la totalidad del dinero invertido. ¿Decidirá la sociedad salvar al Grupo Pescanova porqué el sistema le ha engañado? Creo que no… Señora Colau, el sistema está para engañarnos a todos y evadir responsabilidades dándole las culpas a otro ya lo han hecho nuestros políticos cuando han culpado a los mercados y creo que no les ha funcionado muy bien, excepto por aquellos que se los creen. Como individuos tenemos la responsabilidad de no dejarnos engañar y si nos engañan, asumir nuestra situación, pero no intentar salvar lo que creíamos un hecho cuando descubrimos que la vida no es tal y como imaginábamos.

Se que algunos podrán decirme que el caso de una empresa es diferente al de una familia, ¿de verdad lo es? La manipulación de los tipos de interés engaña a todos por igual, no solo a los hipotecados. Es más, en muchos casos la responsabilidad de los empresarios o los directores generales de una empresa es mucho mayor, ya que no está en juego la vida de solo su familia, sino la de toda una plantilla de trabajadores y las familias de estos. ¿Si consideramos el engaño como una excusa, no deberíamos salvar también a las empresas? Siguiendo la línea de argumentación usada por Colau, seria lo correcto.

Otra de las críticas habituales a nuestra idea de exigir que se cumplan las responsabilidades que libremente se han contraído, es que, algunas personas no entendían bien lo que firmaban o que la entidad bancaria actuó de mala fe ofreciendo una hipoteca a aquel que no la podía pagar o unas participaciones preferentes determinadas. En ningún momento negaré que ha habido casos en los se ha aprovechado la extensa relación personal de los trabajadores de oficina con sus clientes, pero eso tampoco representa una excusa. En el momento en que la información está delante, firmar algo que no entiendes me parece un acto de una irresponsabilidad que roza lo ridículo. Aunque me gustaría excluir a las personas que compraron participaciones preferentes sin saber leer y escribir, tengo que decir que incluso una persona sin formación debería ser consciente de lo que firma, haciendo que alguien experto en el tema o un familiar en el que pudiese confiar le explicara el contenido del contrato.

Finalmente diré que la excusa de, no tenían información o capacidad para protegerse del engaño, no es valida. Simplemente porqué si yo con 22 años (con 19 opinaba lo mismo que ahora) he sido siempre consciente de que firmar algo sin leerlo es un error, ¿que excusa me pondrá alguien que ha firmado una hipoteca con 27, 32 o 49 años? No hay excusa posible, en la era de información y viviendo en España, ser un ignorante es la opción difícil. No puede ser que yo a mi corta edad sea más consciente de las trampas de nuestro sistema que la muchísima gente de este país, dudo que sea más listo, culto y leído que todos ellos. No es tan difícil preocuparse un mínimo por un contrato que te liga durante 40 años a una entidad bancaria y a un inmueble, aún estando en un sistema que genera engaño e irresponsabilidad la obligación moral del individuo debe ser la responsabilidad para con sus actuaciones y decisiones. La argumentación de Colau no es válida, es tan solo una falacia “revolucionaria” más.


[1] Para un tratamiento inicial de la temática véase esta serie de 6 artículos (no revisados) https://gabrielcolominasbigorra.wordpress.com/tag/oro-y-finanzas/

.

publicado en liberalspain.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s